¿Conoces tus valores?.

             Lo malo de dejar de adorar a Dios, es que terminas adorando cualquier cosa.
             G. K. Chesterton